Principios

  • Sumarse es muy sencillo, solo hace falta tener ganas de ayudar.
  • Es importante que sepan que la finalidad del proyecto no solamente es poder acercar una bebida caliente y/o comida a una persona en situación de calle o pobreza extrema, ya que consideramos que el mayor problema de estas personas no es el ECONÓMICO, sino el SOCIAL.
  • El café es solo un SÍMBOLO.
  • Intentamos iniciar una nueva costumbre a la hora de pagar la cuenta: PENSAR EN EL OTRO.
  • Pedimos a cada local que se sume, que se comprometa a repartir cada café recaudado. No hay un control de parte nuestra, cada local será responsable de contabilizar la entrada y salida de cafés. Recomendamos implementar algún sistema visible para demostrar transparencia. Pueden ser pizarrones, urnas, frascos, vales, etc… ‬
  • ​El ideal del proyecto es que el café se pueda tomar DENTRO DEL LOCAL. En el caso de tener alguna dificultad para que esto se pueda realizar, se puede implementar la modalidad de café para llevar o se podrán juntar varios cafés pendientes para luego donarlos a una institución o llevarlos a alguna zona marginal. Pedimos que nos informen en el último caso.
  • Pedimos que en lo posible el precio del café o platillo pendiente sea más económico y que, si está dentro de sus posibilidades, agreguen un acompañamiento al café (un pan de dulce, por ejemplo).
  • Pedimos que si toman fotos a algún beneficiario, ésta no sea invasiva y que tenga la autorización del beneficiario para subirla a las redes sociales. Proponemos que tomen fotos de las manos con la bebida o comida.
  • Pedimos que se respete la simpleza del proyecto. No trabajamos con donaciones y queremos que se mantenga como un proyecto de índole social y no político.

A modo de aclarar cualquier mal entendido que se pueda dar, presentamos estos PRINCIPIOS de Café Pendiente México

* Texto modificado para México, original en Café Pendiente Argentina